lunes, 14 de enero de 2013

Khedni maak

La noche para muchos supone el final de un día con nuevo comienzo, la puesta del sol...para otros supone la llegada de una luna que con suerte ayudará a alumbrar los caminos más oscuros que siempre acaban en el mismo punto. 
No comprendemos las palabras de quienes caminan en la noche, pensamos que la palabra se encuentra en la letra, el sonido... pero las palabras brotan del corazón y cuando logramos escucharlo comprendemos lo que necesitan quienes piden ayuda a la luna...khedni maak...llévame contigo y enséñame que no hay dolor sin alegría. Enseñamé a ver más allá de las celosías que me impiden respirar. Deja que vuele su pañuelo y se convertirá en la voz del viento, que alumbrará cada camino oscuro y hará entender a hombres en diferentes lenguas, que las lenguas no son palabras, que la lengua es el corazón.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada